Translate

jueves, 15 de noviembre de 2012

PROMETEO













Se ha quedado dormido profundamente
 Sobre su costado derecho.
Los rubios cabellos caen sobre su hermosa frente
El aire suave de la noche refresca su lecho
Se siente liviano y de repente
Su corazón quiere saltar del pecho
Las cadenas no le pesan dentro del sueño,
Son livianas. Las cadenas con que lo ataron los dioses a la roca
Y el águila que comía su entrañas  ya no existe.
 Mira y observa cuidadosamente; los eslabones están sueltos.
Heracles, su libertador fue producto de su mente mortal.
Han quedado atrás sus sentimientos de culpa  
Y de  rebeldía. Ya está seguro de sí mismo
Ahora está seguro de  de su propia fuerza y de sus dotes
 “He vivido  alienado, pensó. Cuando creí que los dioses
Tienen todo el poder en sus manos, y deben vivir,
Mientras nosotros morimos”.
 Yo que creía ser un semidiós, inmortal, un titán  _ Y solo soy humano_
Y creía ser el símbolo de la victoria.
Pero ahora sé que soy el símbolo de la derrota.
Ahora sé que el fuego es mío, lo tengo, me pertenece,
 No es necesario que lo robe. Si pude robar el fuego a los dioses
 Es porque son humanos y son débiles; ellos son débiles.
En mi ceguera no entendí que el fuego puede hacerse
Hay  diversas maneras para obtener el fuego, Por lo cual no era necesario
Que yo robara el fuego para proteger del frío a los hombres,
 Solo yo debo escoger cual fuego es la más útil en un momento dado
Ahora sé que el miedo me hizo creer que debía pelear con los dioses por mi ego
 Y que les robé el fuego para quemar mis miedos,
Solo tenía miedo de mis propios fracasos…
“Si me temen no son dioses”
_ pensó Prometeo dentro del sueño_
“Si me temen no son inmortales”, pensó.
El temor los ha bajado de su pedestal
Los ha paralizado.
El fuego está dentro de mí
Y me pertenece, suspiró.
Un aura suave lo despertó, el alba surgía esplendorosa
Sobre los bellos montes del Cáucaso. Se dirigió al centro de la hermosa
Ciudad de Atenas. Con cuidado se acercó a la multitud que
Se aprestaba para la marcha de protesta en contra de las medidas
De austeridad económica del año 2012,
 Dictadas por los gobernantes de turno y decididamente 
Se sumó a la vanguardia de la manifestación.
“Si me temen no son dioses.
Si me temen, no son inmortales.
El fuego está dentro de mí
Y me pertenece”…
Un gran fuego interior se expandió por todo el planeta tierra.
 Cada mortal era dueño de
Su propio fuego.
“Si nos temen, No son  dioses.
Si nos temen, No son inmortales… “

No hay comentarios:

Publicar un comentario